answers weekly

Semana del 13 de noviembre, 2017



La Muestra Vital de la Pasión por Alcanzar a los Perdidos

Una de las señales principales de que una persona necesita ser avivada es su falta de preocupación por los perdidos. En Salmos 51:10-13, el Salmo de arrepentimiento de David, dice,

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de tu presencia, y no quites de mí tu santo Espíritu. Restitúyeme el gozo de tu salvación, y sostenme con un espíritu de poder. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a ti.

Cuando David dijo, Renueva un espíritu recto dentro de mí…Restitúyeme el gozo de tu salvación, estaba diciendo, “Dios, avívame, restáurame, renuévame”. Uno de los frutos que se encuentra en el corazón de una persona que ha sido avivada es un deseo de ver a otros convertidos. Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a ti.

Cuando la vida espiritual de una persona mengua, hay muy poca preocupación y acción enfocada a alcanzar a los perdidos. No obstante, alguien que ha sido avivado y está espiritualmente saludable está activamente involucrado en la evangelización de los perdidos.

Lea cuidadosamente las palabras de Elton Trueblood, un erudito del Quaker. Dijo, “La predicación del evangelio ocurre cuando los cristianos están tan encendidos por su contacto con Cristo que encienden a otros. Es muy fácil determinar cuando algo está en fuego. Enciende otro material. Cualquier fuego que no se extiende al final se apagará”.

Cuando usted está espiritualmente avivado, pensará en el estado espiritual de las personas con las que tiene contacto todos los días. Es inevitable que cuando su corazón está avivado y cerca de Dios, se preocupará por los perdidos.